La falsa teoría del misterio eterno

cajanegra-e1347626992763Muchas son las cosas que nos cuenta la historia de cuando no estaba permitido abrir el cuerpo humano para estudiar su anatomía debido a que la religión lo consideraba un pecado.

Como no permitían abrir los cuerpos y adquirir conocimiento sobre el funcionamiento interno del humano no se podían curar las enfermedad, sin embargo la gente seguía teniendo enfermedades y sus cuerpos manifestaban síntomas. No les quedaba otra opción pues, que volver el asunto una cuestión de fé y creencia ciega: “el cuerpo es un misterio de Dios, no se puede entender, no intentéis entender lo que no está a vuestro alcance, sino al alcance divino, si las interioridades del humano no están a la vista es porque Dios lo ha querido así, solo la gracia del divino puede curar tu enfermedad y si mueres es que debías morir, no tentéis los misterios de dios que os caerá encima toda su ira, bla bla bla…”

Tal es el caso también de las culturas antiguas, que consideraban los eventos meteorológicos o a los exploradores occidentales de maneras mistificadas ya que les faltaba comprensión y conocimiento de los eventos. Ello les ponía sin duda a merced de los que sí tenían conocimiento y lo usaron para manipularles y engañarles, ya que por ejemplo en el caso de los conquistadores sabían que no eran dioses y sin embargo usaron el diferencial de conocimiento para robar a las culturas antiguas.

Lo mismo ocurre hoy en día con la falsa espiritualidad occidental moderna (religión de la nueva era) que viene presentada de la mano de muchos auto-proclamados maestros “iluminados” que no cesan de predicar que: “la vida es un misterio, no te aferres a las palabras, no trates de entenderla, olvida la mente, tú sólo vive la vida con totalidad, vívela”.

Es cuando nos faltan conocimientos y permanecemos ignorantes, que podemos necesitar fábulas, mitos y mensajes de que las cosas son “misterio” para intentar explicar lo que no queremos entender con nuestra inteligencia o lo que todavía no somos capaces de aprehender.

Detrás de mensajes edulcorados como estos se esconde el mismo principio del ejemplo descrito al inicio: “no uses tu habilidad de preguntar, tu habilidad de entender, de cuestionarte y de indagar profundamente en la vida para encontrar la Verdad de las cosas por tí mismo, porque no lo vas a conseguir ya que la verdad absoluta no existe y todo lo que hayas de saber está en tu interior, tú sencillamente cree en lo que te digo y haz como yo te comando”.

manipulationLa ideología de fondo es el Solipsismo, una enfermedad de la mente que desvirtua totalmente la percepción humana, hasta hacerla creer  que “todo es una ilusión, un misterio”, solo en mi interior es donde están las certezas exclusivamente y todo lo demás en realidad no se puede saber, por tanto es un misterio a ser vivido, no entendido y en última instancia no existe realmente, es solo un “holograma” solo una “ilusión” es solo una “experiencia”.

Uno de las causas más importantes de la esclavitud humana colectiva que impera hoy en día en el mundo es el diferencial de conocimiento (la educación y el saber) que un grupo de personas tiene sobre otro, es de cajón: si tú sabes como funciona un ordenador y sus piezas, sabrás diagnosticar su problema y repararlo y yo no, porque no sé.

Pues bien, la clave de todo este mito del eterno misterio es justo ese, SABER LAS COSAS, en vez de cerrar la puerta a querer saber con la creencia ciega de que “todo es un misterio” “la vida es un misterio” etc… es tener la consciencia suficiente para darse cuenta del autoengaño en el que estamos metidos, la humildad ante la ignorancia propia y la paciencia de decir: no sé esto, esto, esto y aquello y voy a llevar a cabo acciones específicas para averiguarlo y aprender sus “misterios”, sus entresijos y la Verdad del asunto me lleve el tiempo que me lleve, aceptando que puede que haya cosas que por su complejidad me lleven mucho tiempo, esfuerzo, dedicación, voluntad, etc.. y aceptando que algunas preguntas son de implicaciones tan profundas que puede que no encuentre la Verdad completamente, no porque no exista, sino porque soy nesciente (se dice de la persona que ierra porque no dispone de toda la información necesaria ya que no está disponible para ser consultada).

Puede que en la historia humana conocida nunca haya sido tan fácil acceder a información sobre cualquier tema con tal velocidad y variedad, un volumen inmenso de conocimiento está al alcance de los dedos. Internet es una enorme biblioteca que puede ayudar enormemente, sí que es cierto que requiere de desarrollar un gran discernimiento para diferenciar la desinformación de la información, pero se puede.

Uno de los razonamientos “límbicos” infantiles que lleva a muchas miles de personas a creer en la falsa teoría del misterio, justamente proviene de nuestra herida del abandono y de nuestra niño interior necesitado de amor: “si papá está diciendo que esto es así, es que esto es así de verdad y me lo creo porque amo a papá y me hace sentir bien que me quiera”.

Y ese es el temor, el temor del niño interior que ejerce una enorme influencia en los humanos, les incita a no quedarse solos y con el desconocimiento propio, sino que compañía aún a costa de tener que ir con la ignorancia a cuestas, perpetuando este ciclo de ignorancia ad infinitum.

Y a lo que lleva la falsa teoría del misterio eterno es en realidad al estado de esclavitud e ignorancia eterna.

Concluyo diciendo que cuando compramos la falsa teoría de que “dios es inabarcable” y no podemos entender la vida porque es un misterio y ha de ser vivida, no entendida, lo que hacemos es sencillamente detener la evolución de nuestra consciencia y de nuestra conciencia, todo lo contrario de lo que afirman los maestros de la falsa religión nueva era.

Un gramo más de conocimiento sobre cómo soy y cómo es la realidad objetiva merece la pena ser adquirido antes que creerse millones de cuentos solamente por comodidad, ignorancia, pereza o miedo a quedarse solo o al abandono.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*