Archivos Mensuales: Febrero 2014

El Juez Interior Personal actualizado

imagesM: Pues nuestra pausa con el curso multimedia se acabó, continuamos con una actualización a la última clase basándonos en parte en nueva información que hemos adquirido últimamente especialmente en lo referente a reformular en un nuevo tipo de lenguaje e introduciendo algunos conceptos nuevos.

C: La parte I sigue siendo válida, y contiene al final ejercicios.

También os comentamos que en la barra lateral derecha estamos realizando un estudio estadístico acerca de unas cuantas cuestiones importantes, así que os animamos a que contestéis a las preguntas que aparecen, podéis contestarlas mediante facebook o redes sociales o por supuesto de manera anónima.

Estamos contentos con el resultado de esta clase y su actualización y esperamos que os sea de utilidad. A continuación os dejamos ambas partes por orden:




Seminario sobre La Ley Natural

A continuación os presentamos una de los seminarios gratuitos más poderosos e inspiradores de los últimos tiempos.

En este seminario el investigador estadounidense Mark Passio nos adentra en profundidad en temas tan importantes y pertinentes como Las Leyes Universales, La Verdad Objetiva, La Autoridad, La Mente vs Percepción, Descubrir vs Creer y multitud de tópicos que hila con una enorme maestría en un seminario sencillo y al alcance de todo el mundo.

Pese a ser enormemente didáctico y muy recomendado, desde la fundación AMYCA nos desmarcamos en lo referente a la anarquía y el vegetarianismo que figuran en este seminario dado que entendemos que pese a tener conocimientos muy avanzados en las leyes naturales, Mark no dispone de toda la información para llegar a conclusiones sólidas en los citados puntos previos.

Nos hemos ocupado de la subtitulación del seminario completo al español para que os resulte más fácil abordar este material altamente recomendado de estudio y revisión:




¿Por qué un niño se convierte en salvador o víctima de adulto?

Nos llega este comentario con la siguiente cuestión:

Buenas noches, gracias por contestar mis inquietudes, los aprecio. ¿Por qué un niño se convierte en salvador en victima o en perseguidor? ¿qué situación pasó en su familia para que él o ella sea así? gracias

M: Esta es una cuestión muy compleja porque cada historia personal es muy compleja. De pequeños, nacemos siendo dependientes y permanecemos dependiendo de nuestro entorno durante bastante tiempo hasta ser soberanos de nuestras propias vidas y consciencias, así que en ese tiempo que dependemos del entorno realmente no podemos permitirnos el lujo de ponerlo en cuestión por varias razones, una de ellas porque no estamos cognitivamente desarrollados para ponerlo en cuestión y dos, porque es la fuente de nuestro alimento, amor y cariño, por poco que sea.

ninoDe niños a menudo asumimos una posición de sumisión y autoculpabilización de las cosas que nos ocurren porque de alguna manera no nos podemos permitir el lujo de ver las transgresiones externas por lo que son objetivamente ni ponerles límites.

Nuestra mente siendo niños no opera de igual manera que ahora de adultos, de pequeños estamos muy ocupados con nuestro cerebro emocional límbico, estableciendo las bases de nuestros códigos emocionales, se trata de una manera de pensar muy basada en las relaciones vinculativas aleatorias, no lógicas ni lineales.

Por ejemplo, si de pequeños nos ocurre algo desagradable cuando jugamos con determinado juguete, puede ser que el cerebro límbico registre ese momento desagradable y lo vincule a las percepciones de dicho juguete, de forma que cuando crecemos, solamente al ver ese juguete o tocarlo, volvemos a acordarnos y reexperimentar el desagrado vivido.

De pequeños además llegamos a ciertas conclusiones internas basadas en nuestras emociones y percepciones, que no necesariamente se corresponden con la realidad objetiva, por ejemplo, un niño o niña puede llegar a la conclusión interna de que a mamá no le importo o no me quiere porque su madre ha llegado tarde a buscarle al colegio esa misma tarde. Cuando estas conclusiones interiores no son compartidas por el niño y se las guarda, inevitablemente tiene que encontrar algun mecanismo para contrarrestar el dolor que siente y es ahí donde los roles que mencionas aparecen: tirano, victima y salvador son opciones que el niño usa inadvertidamente para intentar mantener su homeostasis interior, su equilibrio interior ante el dolor.

Con el tiempo y la repetición, va averiguando qué roles le “ayudan” a obtener amor y aprobación con mayor facilidad.

Por último, el niño de manera intuitiva acaba copiando las estrategias que se dan en su entorno para conseguir atención, amor y aprobación, de modo que se “empapa” de los roles de las personas a su alrededor, reforzando sus roles y aprendiendo nuevas variantes de los tres roles originales.

A menudo nos ha ocurrido y nos ocurre con las personas que acuden a nosotros que intentan entender por qué les pasa lo que les pasa, entender lo que debió ocurrirles para que eso sea así. Puede que lo averigues o puede que no, de ambas formas las consecuencias de lo que ha pasado las vives actualmente en tu vida adulta.

Ya sea que hayan ocurrido actos específicos en el pasado o que de pequeño hayas percibido carencias o necesidades insatisfechas, el mecanismo para reapropiarse de uno mismo es el mismo: tomarse el tiempo, la atención y el esfuerzo de permanecer con las sensaciones y emociones que subyacen a cada rol y atreverse a tomar las siguientes acciones:

Para el salvador: dejar de ayudar y salvar a los demás sin permiso y permanecer con la inseguridad propia.

Para el tirano: dejar de imponer la voluntad propia a los demás permaneciendo con la desesperación propia.

Para la víctima: dejar de pedir ayuda y tomar acciones para ayudarse a sí misma permaneciendo con sus miedos.

Por último, cuanta mayor apertura desarrolla el adulto hacia su inseguridad, desesperación y miedo interior y exterior, tanta más capacidad tiene de contener estas emociones cuando surgen, pudiendo no ser raptado por ellas y no tener la necesidad de usar los roles para escapar de su dolor, ese es el camino de la responsabilidad propia, la consciencia y el servicio a la Verdad Objetiva.